Nos encanta organizar eventos, todos son únicos y especiales. En todos hay gente detrás con ilusión, hay público al que no se puede defraudar y hay muchos detalles que cuidar. El montaje que realizamos el otro día en en Cerezal de Aliste lo disfrutamos de verdad.

Nos encargaron el sonido y la iluminación de una actuación flamenca en la iglesia del pueblo. Nos pusimos manos a la obra para que todo quedara perfecto y el resultado no pudo ser mejor. El marco era precioso, la iglesia de Cerezal de Aliste. Teníamos que crear un ambiente íntimo, respetuoso con el entorno pero que transformara el lugar.  El sonido, perfecto y envolvente, hizo disfrutar al público de la preciosa voz de Silvia Verdugo, acompañada por Miguel Uña y José.

Una actuación maravillosa, en un pueblo encandor al que esperamos volver pronto.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

About the author